Canoo, un auto eléctrico con un diseño diferente

L

a startups Canoo ha presentado recientemente su primer vehículo, de diseño innovador y curioso que se espera comercializar exclusivamente vía un modelo de suscripción. El auto ha sido descrito como un salón sobre ruedas, un tipo de vehículo que hasta el momento solo hemos visto en forma de concept car.

Aunque no está en su fase de comercialización, lo estará en 2021. Las dimensiones del Canoo son las de un auto compacto estadounidense ( lo que para nosotros sería como un BMW Serie 3 o Lexus IS) y aun así ofrece un amplio espacio para siete pasajeros. Por ahora, solo equipa sistemas de ayuda a la conducción de tipo ADAS, es decir, está en el nivel 2 de conducción autonóma (como casi todos los fabricantes) y aspiran a llegar al nivel 3 dentro de poco tiempo.

L

a estructura de base es la de una skateboard que integra la batería y el o los motores. La batería cuenta con las mismas celdas cilíndricas 2170 que tan buenos resultados le dieron a Tesla. Canoo asegura que su batería tendrá una capacidad nominal de 89 kWh, con una autonomía de 400 km y la capacidad de cargar el 80% en media hora.

Canoo asegura que su batería tendrá una capacidad nominal de 89 kWh, con una autonomía de 400 km y la capacidad de cargar el 80% en media hora. 

La mayoría de las startups de autos eléctricos, y no tan startups, al otro lado del charco parecen ver en la estructura de tipo patineta la manera ideal de crear toda clase de autos.

E

s que con una dirección eléctrica de tipo by wire (aunque con redundancia mecánica, como marcan las normas de homologación) y todo el tren automotriz “escondido” en el skateboard, los diseñadores tienen una libertad casi absoluta a la hora de crear el tipo de carrocería que irá sobre la estructura.

El primero de estos vehículos es el monovolumen presentado aquí. Estará disponible primero en California y posteriormente en las grandes ciudades costeras de Estados Unidos exclusivamente bajo suscripción. Ese es el mayor riesgo que corre la compañía, su propio modelo de negocio.

La idea de Canoo es muy similar a la de un servicio de car sharing, al estilo de Car2Go o Emov, con la excepción de que no has de compartir el auto. Es como si fuera tuyo.

Canoo prevé que todas las formalidades, desde el seguro y el mantenimiento hasta la gestión de los puntos de cargas, pasando por todo el papeleo necesario, se gestionarán vía una sola app y una sola forma digital. La idea es que el cliente se suscriba vía móvil y Canoo se encarga de llevarle el vehículo a su casa. No habrá un tiempo mínimo de suscripción, el cliente podría devolver el auto a los dos días como a los dos años.