Audi AI:TRAIL quattro, eléctrico, autónomo y con drones

 

A

udi ha llevado al Salón del automóvil de Frankfurt varias propuestas sumamente interesantes y llamativas, entre ellas está este que han llamado Audi AI:TRAIL quattro y es la propuesta de la firma en la que se conjugan las capacidades todoterreno con la movilidad eléctrica, la conducción autónoma y un interior con características inéditas.

Llega luciendo unacarrocería notablemente acristalada, aportando una gran visibilidad para surcar terrenos complicados.

 

E

ste prototipo tiene una longitud de 4.15 metros por 2.15 metros de ancho, una altura de 1.67 metros y una altura libre al suelo de 34 centímetros. Las llantas son de 22 pulgadas y cuentan con neumáticos sin aire.

Está equipado con cuatro motores eléctricos independientes, uno para cada rueda, que en total consiguen una potencia de 320 kW (450 CV) y un par motor de 1,000 Nm.

El chasis del AI:TRAIL es una combinación de acero, aluminio y fibra de carbono, dejando el peso total del conjunto en 1,750 kg, incluyendo el peso de las baterías de iones de litio que se alojan por debajo del habitáculo.

Está equipado con cuatro motores eléctricos independientes, uno para cada rueda, que en total consiguen una potencia de 320 kW (450 CV) y un par motor de 1,000 Nm, suficiente para superar cualquier obstáculo. La velocidad máxima está limitada a 130 km/h, por su configuración offroad y para mantener una autonomía alta.

A

udi asegura que el AI:TRAIL quattro puede lograr autonomías de entre 400 y 500 km en carreteras o pistas rápidas. En terreno complicado la cifra se recorta a 250 km. Todo según el ciclo WLTP. A nivel dinámico destacan las largas suspensiones, con un recorrido extra largo, regulación variable de la presión de los neumáticos, control electrónico de estabilidad.

Utiliza soluciones como drones eléctricos autónomos sin rotor (Audi Light Pathfinders) para iluminar el terreno en lugar de usar luces cortas y largas. También incluyen cámaras que transmiten a las pantallas del vehículo para utilizarse como ojos en el cielo o incluso usados con el sistema de navegación proyectar indicaciones sobre el terreno.

La conducción autónoma también está dentro de la propuesta del AI:TRAIL con una capacidad de nivel 4 en carretera, es decir, autonomía total en zonas concretas como autopistas. Por eso el AI:TRAIL mantiene pedales y volante.

Fuera del asfalto en caminos y pistas de tierra el AI:TRAIL también tiene conducción autónoma pero de nivel 3 a baja velocidad y en situaciones excepcionales. El resto, por desconocimiento del sistema o complicaciones orográficas todo el manejo dependerá del conductor, aunque contará con numerosos sensores y equipo de asistencia.