La Historia de Renault

4. 05. 2013   |  

Renault es un fabricante de automóviles francés,  vehículos comerciales y autos de carreras. Fue fundada con el nombre Renault Fréres en 1898 por los tres hermanos Louis, Marcel y Fernand junto a su amigo Francois Pefaure. Así dieron inició a una de las mayores constructoras automotrices del mundo.

Louis Renault, fascinado por los autos desde la edad de 12 años, cuando visitó el 1er. Salón del Automóvil de París, Louis fue un autodidacta que revolucionó la producción de vehículos franceses (autos, camiones, ómnibus y hasta el tanque de guerra) durante la primera mitad del siglo XX.

Cuentan que desde niño era asiduo a los talleres de Serpollet, donde se fabricaban automóviles, y se pasaba horas observando como construían los autos; su sueño, montar uno. Un custodio que lo vio merodeando frecuentemente la fábrica, lo capturó y llevó con Serpollet. Luego de cinco minutos de conversación entre ambos y Serpollet lo llevó a probar uno de sus autos.

En un cobertizo del jardín de la mansión familiar de los Renault, Louis instaló su taller. Allí pasaba horas, no comía, no descansaba ni tampoco hacía sus deberes
escolares. El padre lo recriminaba hasta que Louis creó un generador de vapor, el cual vendió a una fábrica de calderas a muy buen precio; cesaron los reproches y el joven Louis se metió tranquilo en el taller a hacer de las suyas.

Luego fue llamado al servicio militar donde rápidamente se crea fama de inventor, así construye un puente desmontable que es la admiración de sus superiores. Después de cumplir con el servicio militar, regresa a casa y, por supuesto, a su taller para llevar adelante todos sus proyectos.

De esta forma comienza su carrera en el mundo de la automoción. Corre el año 1898 y la empresa Renault Fréres lanza su primer auto, se trata del Renault Type A, del cual Marcel consigue doce solicitudes de fabricación. Han dividido las tareas: Fernand se encarga de la parte económica, Marcel la comercial y Louis el cerebro de la empresa. Luego de un año patentan la transmisión de tres velocidades hacia delante y marcha atrás.

Aparece el Renault Type B, con un motor de 450 cc, refrigerado por aire. Ya se han construido 76 autos y la fábrica tiene más de un centenar de trabajadores. Los automóviles Renault se hacen muy populares producto de las carreras que logran ganar los pilotos: Marcel y Louis. Desafortunadamente Marcel perece en 1903, durante un trágico accidente en carrera y su hermano Fernand fallece en 1907, quedandose solo Louis, quien decide cambir el nombre de su empresa por Société des Automobiles Renault.

La nueva sociedad continúa su exitoso camino, los taxis de París Renault se usan
en la I Guerra Mundial para llevar los soldados al frente, a la batalla de Marne. El
Gobierno reclama la ayuda de Louis, quien ya trabaja en la producción de municiones, aviones y vehículos militares, incluido el primer “tanque de guerra”, el Renault FT-17. Francia lo reconoce con el título de Oficial de la Legión de Honor.

La paz entre guerras le da la oportunidad de volver a construir automóviles, el más
famoso de ellos es el moderno modelo Juvaquatre. Sin embargo, Francia vive tiempos difíciles y Louis recurre a su ingenio para mantener a flote la empresa, fabrica, además de autos, camiones, maquinarias agrícola e industrial y motores de aviones. Pero vuelve la guerra con su estela de destrucción.

Ya con la II Guerra Mundial, los amigos de Louis le piden que deje el país, que se marche antes de que los nazis tomen el control de Francia. Y se va a Estados Unidos en 1939, pero no puede vivir lejos de su tierra, él ha hecho las fábricas de Boulogne Bellancourt y la isla de Séguin que ahora están abandonadas o perdidas dolorosamente, no puede más y regresa a Francia en 1940.

Los nazis alemanes lo reciben sonrientes, le devuelven todo, le ayudan a recomponer lo que no está bien, pero le exigen que produzca material bélico para ellos, Louis dice que solo fabricará camiones. Y eso es lo que hace, camiones para las tropas germanas en la II Guerra Mundial. Los alemanes lo complacen, pide comida y medicinas para todos sus trabajadores, quienes lo adoran.

El 20 de agosto de 1944 los nazis huyen de la ocupada Francia, tropas norteamericanas toman París, se establece un Gobierno provisional francés que no ve con buenos ojos a Louis Renault, puesto que ha colaborado con los invasores: produjo material bélico para los nazis. A diferencia de otros, Louis no huye, se queda en Bellancourt a esperar.

El Fiscal de la República solicita la detención de Louis Renault por “colaboracionista”. Trata de defenderse, los obreros lo apoyan, pero el país está en guerra (todavía no se ha terminado la II Guerra Mundial) y la ley es inflexible con “el enemigo”. Es encarcelado en la prisión de Fresnes y se le comunica que todas sus fábricas han sido confiscadas. Víctima de la desesperación, entra en una gran depresión y finalmente muere el 24 de octubre de 1944.

Read 132 times

Leave a comment

ANUNCIESE AQUI